Historia

Historia

Es honroso para todo universitario sentirse parte de una historia. Los hombres pasan por las Instituciones y representan para ellas solo un capítulo o una pequeña parte de lo fecundo de sus logros. El Estado de Nuevo León cuenta con una gran tradición educativa; su grandeza en las actividades industriales y comerciales responde a un marcado interés de sus habitantes por superarse; la vía segura hacia el progreso es la educación.

El esfuerzo y el espíritu de iniciativa se reducirían a poca cosa sin una formación humana intelectual y social.   Desde su origen, la historia de la carrera de Ciencias Políticas y posteriormente de la Facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública ha estado ligada a la historia de la sociedad neolonesa y a la del resto del país.

La carrera de Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública nació a nivel nacional en el año de 1958, en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México. Otras universidades del interior del país la empezaron a impartir a principios de la década de los setenta, como la Universidad Autónoma del Estado de México.

En el Estado de Nuevo León el Colegio de Ciencias Políticas surge en febrero de 1975, ofreciendo la carrera de Licenciado en Ciencias Políticas. Fue parte de un proyecto de reforma educativa del entonces director de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, Lic. Neftalí Garza Contreras (QEPD), siendo Rector el Doctor Luis Eugenio Todd.

Esta reforma fue producto del proyecto denominado “Universidad Abierta”, que había hecho su aparición en 1971, proyecto que implicaba una modificación al sistema tradicional y el replanteamiento de la secuencia y contenido de los programas de estudio.

El Colegio de Ciencias Políticas empezó a funcionar en las aulas de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UANL, ofreciendo únicamente la carrera de Lic. En Ciencias Políticas, la cual constaba de ocho semestres con 44 materias. La primera generación egresó en 1979. Ya desde 1978 se empezó a estudiar la posibilidad de convertir al Colegio en Facultad, apartándola de la estructura orgánica de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y dotándola de una estructura autónoma que le permitiera asegurar su desarrollo en mejores condiciones.

El 1 de diciembre de 1978 el Honorable Consejo Universitario decretó el nacimiento de la Facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública, iniciándose su proceso de integración con el nombramiento de su primer Director, el Lic. Rogelio García Páez.

Las principales tareas realizadas por la administración del Lic. Rogelio García Páez al frente de la Facultad pueden sintetizarse de la siguiente manera:

  1. Adaptación del plan de estudios de la carrera a la realidad del País, a través de la elaboración de los programas por materia que determinaban de manera más detallada los puntos a cubrir y los objetivos por lograr en cada asignatura.
  2. Creación del Centro de Investigaciones en Ciencia Política y Administración Pública, como institución que brindaba apoyo académico al plan de estudios y elaboraba monografías e investigaciones específicas que pudieran despertar en los estudiantes un mayor interés por el conocimiento más profundo de alguna de las áreas de estudio de la carrera.
  3. Promoción de ciclos de conferencias y viajes de estudio, con el propósito de mantener abierto el universo de opinión de los alumnos para lo cual se promovió la presencia de destacadas personalidades de la sociedad para recoger de ellos comentarios sobre la cambiante realidad político administrativa.

Al llegar a su séptimo año de vida, la carrera de Ciencias Políticas enfrentó el reto de la actualización de su primer plan de estudios. Para ese entonces la Facultad había formado cerca de 140 profesionistas y tenía en sus aulas 270 más, y el plan no había sufrido ninguna modificación.   Ya independiente de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, la orientación de la escuela daba un giro total y se abocaba más a la administración pública.

De entrada la carrera cambió su denominación para la de Licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública, y su plan de estudios incluyó una serie de cambios sustanciales. Con el surgimiento de la nueva Facultad se le dota de un edificio propio, ubicado en la Calle de Miguel Nieto Sur 474, en el que permaneció hasta 1984, cuando se instalado en la Unidad Mederos.

Comments are closed